5 claves fundamentales a la hora de escoger inquilinos

Has realizado tu primera inversión inmobiliaria, ya has comprado tu primer piso destinado al alquiler, le has realizado una pequeña reforma de adecuación y ha llegado el momento de elegir a los inquilinos que van a vivir en tu vivienda.

¿Cómo hacerlo? ¿Qué tener en cuenta?

A continuación te contamos algunas claves fundamentales a valorar a la hora de escoger inquilinos.

1. Valora qué perfil de personas quieres para tu vivienda

Este punto dependerá en gran medida del tipo de modelo de inversión inmobiliaria en que te centres. Si has optado por el alquiler tradicional, lo más normal es que te decantes por buscar familias o personas que busquen y puedan garantizarte una estabilidad a largo plazo.

En cambio, si optas por el alquiler por habitaciones, puedes dirigirte a distintos perfiles como los estudiantes, o a personas trabajadoras que viven solas y prefieren alquilar una habitación en lugar de una vivienda completa. Este punto es importante, porque podrás adecuar la vivienda al perfil que más te interese.

2. Revisa la capacidad financiera de los inquilinos

No es necesario que te conviertas en un detective y realices un análisis exhaustivo que pueda incomodar a tus futuros inquilinos, pero sin duda es clave que pidas algunos documentos que acrediten que van a poder hacer frente a las mensualidades y demás gastos derivados de vivir en la casa que alquilas.

Puedes pedirles la nómina o los documentos que consideres más adecuados o con los que esta persona cuente para acreditar su solvencia financiera.

3. Pon todo por escrito

Por mucho que confíes en tus nuevos inquilinos, es fundamental que pongas por escrito todo lo relativo al contrato de alquiler que vais a firmar: lo que está permitido y lo que no, las condiciones, la duración y todo lo que consideres importante.

De esta manera, siempre podrás recurrir al contrato en caso de incumplimiento y ambas partes estaréis protegidas ante cualquier imprevisto (según lo establecido por contrato).

Un documento legal es la mejor manera de poder hacer frente a cualquier tipo de imprevistos, y también de dejar pactado, por adelantado y por escrito todas aquellas condiciones que se comprometen a cumplir los inquilinos al alquilar la vivienda.

4. Realiza una entrevista personal

Si tienes muchas personas candidatas para la vivienda, te recomendamos realizar una entrevista personal. De esta forma, podrás conocer mejor a la persona: su carácter, su seriedad y su nivel de compromiso. Es importante que tengas muy claro qué tipo de inquilino estás buscando (estudiantes, profesores, personas con más rotación o, por el contrario, buscas un perfil más estable, como una pareja o una familia).

También es recomendable preguntar siempre si tienen mascotas, si fuman, cuáles son sus hábitos… (es decir, todo lo que pueda ser un contra teniendo en cuenta las condiciones establecidas en el contrato).

5. Seguro de impago

Finalmente, aunque en principio no debería haber problemas si estableces todas las condiciones por escrito en el contrato, es posible que ocurran circunstancias inesperadas que supongan que los inquilinos no puedan o no quieran hacer frente al pago del alquiler o de otros gastos establecidos en el contrato en algún momento.

Para ello, es muy recomendable contratar un seguro de impago, ya que te ofrecerá protección financiera si tus inquilinos dejan de pagar el alquiler por cualquier motivo. Estos seguros son sencillos de contratar y te permiten continuar percibiendo los ingresos por el alquiler de tu vivienda incluso aunque ocurran situaciones en las que tus inquilinos no puedan pagarte.

Invertir en una vivienda para alquiler es una estrategia muy inteligente para proteger tu dinero y hacer crecer tu patrimonio, pero resulta fundamental tener en cuenta estas claves para prevenir contratiempos o sorpresas desagradables con tus inquilinos.


Aprende a encontrar oportunidades inmobiliarias en menos de 15 minutos gracias a la multiestrategia que he aplicado en más de 800 inversiones inmobiliarias. ​